El equipo de juristas del diplomático Alex Saab, hizo énfasis que el también empresario “no tiene vínculos ni ha realizado negocio alguno con los expresidentes Juan Manuel Santos y Rafael Correa”, según se lee en un comunicado publicado este martes.

Por su parte, la defensa de Alex Saab, ha informado que el mismo no tiene vínculo con las compañías que resultaron investigadas y absueltas en la causa penal asociada a la empresa ecuatoriana Foglocons. 

El comunicado emitido por la defensa de Alex Saab, el cual culminó con el “sobreseimiento de la causa en favor de los procesados haciendo tránsito a cosa juzgada en 2016. Esta calificación jurídica ha sido claramente explicada por el exfiscal general Galo Chiriboga”

“Foglocons de Ecuador fue sujeto de un proceso judicial en el que se revisó exhaustivamente toda su información contable y financiera”, aclara el equipo internacional de juristas. 

Argumentos válidos 

“No se explica por qué si se trata de supuestos hechos sucedidos, investigados y esclarecidos en Ecuador pretenden generar un hecho político en Colombia en plena época electoral”, argumenta la defensa de Alex Saab. 

Por último, los abogados consideran de importancia meridiana que autoridades ecuatorianas y de otras latitudes investiguen «el inusitado interés de diputados ecuatorianos por generar noticias falsas«. Esto «a partir de un hecho absolutamente clarificado por las autoridades de ese país».

“Dossier ecuatoriano”

Fernando Villavicencio, periodista y asambleísta ecuatoriana es quien ha revivido el asunto en el país. 

Por lo tanto, Villavicencio, creó un presunto «dossier» que habla de una red de lavado de activos y lo presentó al presidente Iván Duque. El cual involucra sin pruebas al diplomático venezolano Alex Saab, a la exsenadora Piedad Córdoba, a los expresidentes Hugo Chávez y Rafael Correa, entre otras personalidades de la región.

En tela de Juicio

El periodista, tiene una ética profesional con una reputación baja, el cual en hilo de Twitter, se deja entrever algunas de sus artimañas: 

Siendo un acontecimiento importante en su ética profesional, el cual el periodista se le acusa de falsificar el título universitario; por su parte, un juez en Ecuador lo condenó a 18 meses de prisión por calumniar al exmandatario Correa, igualmente por injuriar al médico Juan Fernando Quevedo. Además, se lo señala de ocultar un asesinato y manejar la información a conveniencia. Por si fuera poco, medios informan que habría usado artimañas para recibir una doble liquidación en PetroEcuador. 

Por último, Córdoba asegura que “voy a denunciar a ese miserable. Iré yo misma a Quito y no descansaré hasta que la justicia lo ponga a pagar por el daño que me ha causado”.