El embajador de Venezuela en Suiza, Roy Chaderton Matos, ha indicado que el secuestro del diplomático Alex Saab, es un acto de violación horrible y descarado contra los Derechos Humanos (DD.HH.), por parte de la línea permanente e histórica que hace la administración de Estados Unidos (EEUU) sin importarle contra cuál ciudadano o contra cuál país del mundo. 

Por su parte, el embajador, indicó que Alex Saab aterrizó el 16 de octubre en la ciudad de Miami, Florida; el cual fue secuestrado por segunda vez, proveniente de Cabo Verde, donde se mantuvo por más de un año privado de su libertad. 

Recordando que el diplomático Alex Saab, cuando fue secuestrado se encontraba de comisión para la adquisición de alimentos para la nación suramericana, así como de medicina y combustible

Su avión aterrizó en Cabo Verde puesto que necesitaba abastecerse, para volver a alzar vuelo. Sin embargo, fue secuestrado y puesto bajo detención domiciliaria; hasta que fue puesto tras las rejas, todo esto de manera arbitraria y en contra de su voluntad.

El único juicio por el que se tomaron represalias contra Alex Saab fueron sus diligencias que tenían por objetivo garantizar la estabilidad y bienestar de la nación venezolana, indicó Chaderton en declaraciones para Venezuela News.

Asimismo, aseguró que el secuestro de Saab demuestra el desprecio de sectores imperialistas contra las naciones del mundo; además con ello EE.UU. rompió con todos los parámetros de reglas internacionales, además de violentar los principios sobre derechos humanos.

“Aquí hubo premeditación, alevosía y ensañamiento. Todo bajo el poder de la dictadura imperial, que debemos acostumbrar a llamarla dictadura imperial y no Estados Unidos”, detalló el embajador.

Por lo tanto, también agregó que dentro de este de esta situación, hay que considerar los ataques permanentes a las relaciones internacionales que ha vivido Venezuela en los últimos años. 

“Estas cosas hay que denunciarlas, permanentemente tiene que haber gente que esté sometiendo a los Estados Unidos a los mismos juicios que nos someten a nosotros”, remarcó.

No deben parar los esfuerzos para que Saab obtenga su libertad, pues “si seguimos adelante multiplicando la audiencia internacional para salvarlo a él y salvar a todos los que están bajo la amenaza de los Estados Unidos, podemos sentirnos satisfechos de ofrecerle con todo ese apoyo internacional su libertad, su salvación”, advirtió.